Devocional día 51: Hacer una lista

Mar 27, 2018 | Ocho Decisiones Sanadoras

SEÑOR, tú me examinas, tú me conoces. Sabes cuándo me siento y cuándo
me levanto; aun a la distancia me lees el pensamiento.
SALMOS 139.1–2

Viajo muy a menudo, así que imagine mi sorpresa cuando llegué al hotel y me di cuenta de que no tenía mi cepillo de dientes. ¿Cómo es posible que me hubiera olvidado de algo que uso dos veces al día? Entonces lo entendí: no lo había escrito en la lista de empaque. Tal vez esto suene poco convincente, pero al parecer soy lo suficientemente tonto para hacerlo.

A fin de cuentas, no fue una tragedia. Compré un cepillo de dientes nuevo en la tienda del vestíbulo del hotel y mis dientes nunca notaron la diferencia. Sin embargo, decidí añadir la experiencia a la lista de lecciones aprendidas. Si escribimos las cosas, es menos probable que se nos olviden. Es un pequeño pero importante hábito que puede prepararnos mejor para un viaje. Es también una de las razones por las que es importante mantener un inventario diario de nuestras vidas. Si no lo hacemos, podemos pasar por alto que un hábito perjudicial está comenzando a emerger, podemos ser sorprendidos por una recaída, o podemos estar mal preparados para alguna circunstancia inesperada.

El inventario diario no toma mucho tiempo, pero puede evitarnos algunas consecuencias muy serias. Si nos mantiene por buen camino, entonces bien merece la disciplina que necesitamos para convertirlo en un hábito diario.

ORACIÓN
Padre, no quiero vivir ni un solo día sin la certeza de que estoy bien contigo y también con los demás. Cada día, al hacer mi inventario personal, ayúdame a mantenerme alerta y ser honesto. En el nombre de Jesús. Amén.