Devocional día 46: Mantenerse firme

Mar 22, 2018 | Ocho Decisiones Sanadoras

Así que, hermanos, sigan firmes y manténganse fieles a las enseñanzas
que, oralmente o por carta, les hemos transmitido.
2 TESALONICENSES 2.15

Cada día es una decisión. ¿Vamos a seguir por el camino a la recuperación a la manera de Dios, o elegimos seguir nuestro propio camino? Si hemos experimentado algún cambio, algún crecimiento, alguna libertad de nuestras heridas, complejos y hábitos, sabemos que el poder para cambiar viene solo de Dios. Pero cada día tenemos que decidir otra vez si seguiremos confiando en Dios, viviendo la verdad que se encuentra en la recuperación, o si regresamos a nuestro antiguo estilo de vida.

Cuando nos sentimos tentados a seguir el camino equivocado, debemos mantenernos firmes y seguir confiando en Dios. No debemos ceder ni un centímetro de terreno. ¿Por qué querríamos desperdiciar la lucha que nos costó el llegar hasta aquí? Si nos volvemos atrás, perdemos todo lo que hemos ganado.

El poder para cambiar viene de Dios. A fin de crecer, y seguir creciendo, necesitamos mantenernos enfocados en él. Nunca debemos volver atrás y comenzar a caminar por nuestro propio poder. Es muy tentador el tratar de seguir nuestro propio camino, el querer hacerlo a nuestra manera, el pensar que podemos seguir solos a partir de este punto, pero manténgase firme.

ORACIÓN
Señor Dios, gracias por mantenerme en el camino correcto. Quiero terminar lo que ya comenzaste a hacer en mi vida. Quiero que te sientas orgulloso de mí. En el nombre de Jesús. Amén.