Devocional día 42: Siempre agradecidos

Mar 18, 2018 | Ocho Decisiones Sanadoras

Por eso, de la manera que recibieron a Cristo Jesús como Señor, vivan
ahora en él, arraigados y edificados en él, confirmados en la fe como se
les enseñó, y llenos de gratitud.
COLOSENSES 2.6–7

¡Nuestro Dios es tan bueno, tan generoso, tan amoroso y tan tierno con nosotros! ¿Cómo puede pasar un solo día sin que le expresemos nuestra gratitud? El hacer una lista nos ayuda a mantenernos enfocados en todo lo bueno que nuestro Padre celestial ha hecho, está haciendo y seguirá haciendo en nuestras vidas.

Estas son mis diez razones principales para dar gracias:

1. Salvación: el precio que Jesús pagó por mí.
2. Esperanza: la certeza de que Dios obrará todas las cosas para mi bien.
3. Perdón: dado a manos llenas y recibido a manos llenas.
4. El amor incondicional de Dios: a pesar de mis defectos, que son muchos.
5. Mi esposa, mujer de fe: un regalo inmerecido de parte de Dios.
6. Mis hijos y mis nietos: recordatorios de lo mucho que Dios me ama.
7. Mi familia de siempre: aquellos que me siguen llevando a Dios.
8. Celebremos la recuperación: un programa que me recuerda que toda vida es valiosa.
9. Paz mental: una constante en medio de un mundo en caos.
10. Amistad con Dios: algo que nunca imaginé que fuera posible.

Estas son solo mis diez razones principales. Dios nos ha dado tanto por lo que ser agradecidos, que no hay tableta ni libreta lo suficientemente grande para poder escribirlo todo. Sin embargo, hay mucho beneficio en intentarlo. Dios es maravilloso e inquebrantablemente bueno. Mi corazón se desborda en agradecimiento ante todo lo que él ha hecho.

ORACIÓN
Dios Padre, al hacer cada día una lista de las cosas por las que te estoy agradecido, haz que sean un tributo merecido por la gracia y la bondad que concedes a mi vida. En el nombre de Jesús. Amén.