fbpx
Olvídese de lo ideal, vaya por lo real

Olvídese de lo ideal, vaya por lo real

Nuestra tentación a aferramos a una imagen idealizada de las relaciones personales fácilmente puede impedimos disfrutar de la alegría genuina en una relación. Una noche familiar idealizada sería algo como esto:
Usted llega a su casa de su trabajo justo a las 5: 15 p.m., ya que las autopistas se abrieron de nuevo como el Mar Rojo para usted mientras conducía a casa. Todos salen corriendo a recibirlo a la puerta, incluso su perro.

Ame a sus enemigos

Ame a sus enemigos

Si usted se parece en algo a mí, las palabras de Jesús en las que reflexionaremos hoy le desafiarán hasta la misma médula… tal vez incluso hasta el punto en que querrá dejarlas a un lado y conformarse con un tipo inferior de amor; un amor que es cómodo, pero que no cambia la vida.

El amor es sacrificado

El amor es sacrificado

La regla de oro es una imagen de la verdadera naturaleza del amor. El amor no es recíproco; el amor es sacrificado. El amor da de sí mismo sin esperar que los otros den.

La gran pregunta

La gran pregunta

De todo lo que le hemos escuchado decir a Jesús acerca de las relaciones personales, a menudo volvemos a un lugar durante su ministerio: una colina junto al Mar de Galilea

La decisión diaria de ser humildes

La decisión diaria de ser humildes

La humildad es un examen diario: ¿Voy a exaltarme a mí mismo, o voy a ser humilde? Nos enfrentamos a este examen con respecto a nuestras ambiciones, nuestra necesidad de que se nos note, nuestra
tendencia a comparar, y nuestra relación con Dios.